Description

Description

LEYENDA DEL QUE VOLVIÓ A PORTILLA

Era alto, cazador y aguadañado,
usaba de sombrero y cigarrones,
los domingos su misa y su partida
y los lunes madrugando hacia las doce.

Comía de cocido todo el año,
merina y ensalada por san Roque,
descansaba sus callos por las ferias
y subía como nadie a los balcones.

En las noches de fiestas por los pueblos
cortejó, armó bronca, y puso orden;
y al invierno, en las hilas, junto al fuego
jalearon su valor los valentones. …..

 

Ver documento completo en LEYENDA DEL QUE VOLVIO A PORTILLA

Contact

Contact